NO ES LO MISMO

NO ES LO MISMO

Un estudio de una universidad inglesa nos indica que el en 94% de los accidentes de tráfico corresponde al factor humano, y nosotros decimos que en muchos casos estos accidentes se podrían evitar si tuviéramos en cuenta pequeños detalles insignificantes y aparentemente intranscendentes. Por ello decimos que “No es lo mismo…”

  • No es lo mismo, que como peatón, yo pase un semáforo en rojo a que espere que se ponga verde…
  • No es lo mismo que yo arranque el coche con el cinturón puesto a que me lo ponga en los primeros 50 metros de recorrido del coche…
  • No es lo mismo que me beba la segunda cerveza a que prescinda de ella si voy a conducir…
  • No es lo mismo que conduzca sin atender al móvil que estar pendiente de cualquier llamada para atenderla…
  • No es lo mismo que, si no viene nadie, no me pare ante un stop que realizar la parada preceptiva que me obliga…
  • No es lo mismo que sobrepase la velocidad máxima prescrita a que respete las señales preceptivas que nos obligan…
  • No es lo mismo que conduzca con las dos manos al volante a que tenga la costumbre de conducir con una sola mano…
  • No es lo mismo que respete las distancias de seguridad a que extreme al vehículo que me precede sin tener ánimo de adelantarle…
  • No es lo mismo que en un cruce con prioridad pase sin ninguna precaución a que reduzca la velocidad cuidando que otro conductor pueda tener un descuido…
  • No es lo mismo que siempre apure las velocidades máximas permitidas a que adecue la velocidad a las condiciones de la vía, del vehículo y las propias como conductor…

Se me podrá decir que ninguna de estas conductas nos lleva a tener accidentes de tráfico, aunque puede favorecerlos. En cualquier caso todos podemos estar de acuerdo en que no son conductas ejemplares.

Es ahí donde yo quería llegar. Hoy más que nunca necesitamos conductores, peatones, motoristas, ciclistas ejemplares. Ciudadanos que con su comportamiento en las vías públicas se comporten como agentes activos de seguridad vial porque:

“Para educar a un niño hace falta toda la tribu”

“Las palabras mueven los ejemplos arrastran”

Que la seguridad nos acompañe.

José R. Colell

Fundación EducaTrafic